Esta página usa cookies para medir la navegación y optimizar el contenido

Sobre el Club La Santa

Club La Santa está ideado como el mayor patio de juegos para gente activa del mundo. La mayor parte de los deportes están incluidos en el precio. De esta manera, puedes disfrutar de las instalaciones, las clases en grupo y la diversión completamente gratis. Todo el mundo puede participar en las actividades de Club La Santa, sin importar el nivel o la ambición. Con tantas actividades en las que participar, se presenta como una experiencia única que tu familia y tú siempre recordaréis.

 

El compañerismo y las relaciones entre personas activas convierten a Club La Santa en un lugar increíble e inspirador en el que estar. La combinación de buenas instalaciones, entrenamiento e instrucción profesional te da la posibilidad de probar nuevas ramas del deporte y mejorar la técnica de tu deporte favorito. Puedes pedir prestado el equipo y material deportivo de forma gratuita y nuestro Green Team te ofrecerá un amplio programa semanal, con un montón de actividades y deportes.

 

No necesitas ser un experto para participar. Participar es lo importante. Para la mayoría de nuestros clientes, Club La Santa es el sitio en el que jugar y divertirse, pero además te puedes inspirar viendo nadar a un campeón mundial o a un ganador del Tour de Francia.

 

Muchos deportistas de diferentes países vienen a entrenar al Club La Santa, gracias a la extensa variedad instalaciones deportivas y al buen clima.

Visión

Queremos ofrecerte las mejores vacaciones del mundo, centradas alrededor del deporte, la salud, un estilo de vida activo y actividades sociales.

Situación geográfica

El Club La Santa se encuentra situado en la parte noroeste de Lanzarote. Lanzarote se encuentra situada a 130 km de la costa africana y es una de las islas Canarias. Una pequeña isla con aguas cristalinas y buen clima todo el año. El padre espiritual y cultural de Lanzarote (el arquitecto César Manrique) tomó la iniciativa, hace ya muchos años, de conservar el carácter especial de Lanzarote. El resultado es que, aunque Lanzarote es del tamaño de Bornholm, el turismo no es dominante. Las nuevas construcciones se adaptan cuidadosamente a las ya existentes. Hace 270 años hubo una erupción volcánica y la mayor parte de la isla quedó cubierta de lava. En las Montañas del Fuego se puede ver, a día de hoy, como fue el proceso inmediatamente posterior a la erupción. Un paisaje negro a primera vista, pero que se va llenando de colores poco a poco: amarillos, rojos, verdes… dependiendo de los metales y minerales que se vayan mostrando en las rocas.

 

La isla sigue situada en una fuente de lava bajo la superficie. La escoria que se saca a pocos centímetros de la superficie está tan caliente que no se puede mantener en la mano. A pesar de la ruda naturaleza de Lanzarote, los agricultores de la isla producen una gran variedad de vegetales al pie de los volcanes. Cebollas, patatas, tomates, melones, pomelos y las mejores uvas. Cada parra está plantada con cuidado en su propio cráter, entre cenizas y protegido por un cinturón de piedras de lava.

 

En Lanzarote puedes disfrutar tanto de ciudades grandes (como Arrecife y Puerto del Carmen y sus muchas opciones de compra) como de pequeñas aldeas y pueblos de pescadores, donde probar las deliciosas tapas locales y el pescado más fresco.

Historia del Club La Santa

Construcción

Los cimientos del Club La Santa fueron construidos en el año 1968, cuando el banco La Caja dejó construir una ciudad de vacaciones en el noreste de Lanzarote, cerca de la aldea La Santa. Un complejo de apartamentos, con un total de 400, que se alquilarían como apartamentos turísticos pero, debido a la crisis del petróleo, el proyecto murió antes de haber sido concluido.

 

Durante 10 años, el terreno se mantuvo desierto y destruido debido a la falta de conservación.

 

El dueño de Viajes Tjæreborg, Ejlif Krogager (también conocido como el cura de Tjæreborg) se fijó en este paraje y en seguida vio las posibilidades que ofrecía. Krogager quería construir algo novedoso, nunca antes visto. En un tiempo en que el ramo turístico danés se encargaba principalmente de organizar vacaciones en la playa, con tumbona y comilonas, él quiso construir un sitio donde la gente deportista y activa pudiera combinar sus vacaciones con ejercicio y deporte.


Después de unas rápidas negociaciones con La Caja, Viajes Tjæreborg se hizo con el complejo en 1978 y en junio de 1983 se inauguró «La Santa Sport».

Los primeros años

Los primeros años fueron difíciles. Los daneses no estaban preparados para cambiar las vacaciones de ocio por unas desconocidas vacaciones activas. Las pérdidas eran considerables y pesadas para el grupo Tjæreborg, pero Ejlif Krogager no dudo ni un segundo de su determinación de mantener el complejo y dijo lo siguiente de la economía del Club La Santa: «El Club La Santa es una mina de oro. ¡Es solo una cuestión de tiempo que el oro salga a la superficie!»

Cuando Ejlif Krogager vendió, en el año 1989, Viajes Tjæreborg a Viajes Spies, no se incluyó el Club La Santa, el cual siguió en manos de la familia Krogager.

Una nueva directiva, con Leif Rasmussen como director administrativo, se instauró a principios de los 90 y, tras un par de años de racionalización y cambios de estructura, la economía empezó a remontar. 1995 fue el punto de inflexíon con las primeras ganancias.

Eilif Krogager murió en 1992 y no pudo ver el oro salir del Club La Santa.

El Club La Santa en la actualidad

Desde 1995 la economía del Club La Santa ha dado balance positivo cada año y los huéspedes llegan desde todo el mundo. La mitad de los huéspedes son daneses, un 30 % británicos y un 10% alemanes.

En 2012 se dio el primer paso hacia la gran modernización y ampliación del Club La Santa. En abril de 2014 abrimos nuevas instalaciones y 96 suites, con lo que la capacidad de hospedaje aumentó de 1250 a 1600 huéspedes. Leer más sobre el nuevo Club La Santa.

El director administrativo, Frederik Sohns, dijo sobre la apertura en el año 2014:

«Los huéspedes del Club La Santa son una mezcla perfecta de diferentes tipos de personas. Hay huéspedes de todas las edades, desde los jóvenes de la escuela deportiva hasta mayores, todos con objetivos diferentes. Hay atletas, deportistas de alto nivel, familias y solteros. Y no te sorprendas si de repente ves a un atleta de fama mundial o a un famoso en el restaurante o en el bar. Forman parte del cuadro completo de una manera natural».

Frederik Sohns continúa: « Hay un ambiente único en el Club La Santa. No son solo las instalaciones y las muchas actividades lo que atrae a la gente. Los huéspedes interactúan y socializan entre ellos de una forma natural, se inspiran unos a otros, hacen nuevos amigos y todo el mundo recupera la alegría de vivir de una forma totalmente natural, porque es una actitud que sale tanto de los huéspedes como del personal. Cuando has vivido y experimentado lo que unas vacaciones con nosotros significan para tu bienestar, tu confianza y sí, tu satisfacción vital en general, vuelves. ¡Y a los niños les encanta todo!»


«Nuestros huéspedes son muy fieles y nos han visitado, de media, siete veces. Esto no es muy común y significa que lo estamos haciendo bien», concluye Frederik Sohns.

Titularidad

Club La Santa es propiedad sociedad anónima desde el 3 de junio de 1986, vuelve a ser propiedad al 100 % de KrogagerFonden, anteriomente llamado Fonden el 29 de diciembre de 1967. El fondo de capital es administrado por los descendientes de Ejlif Krogager, su nieto Rune Knude ha pasado a ser presidente del consejo de administración.

 

overview of the new suites of club la santa

El Nuevo Complejo Deportivo

¡Descubre cómo se construyó el nuevo Club La Santa en solo dos minutos! En realidad, el periodo total de construcción fue de 21 meses, desde que se puso la primera piedra hasta la apertura.

Conciencia medioambiental

Club La Santa se ha propuesto ser una referencia en turismo sostenible.

El club abrió en el año 1983 y en 2003 salió a la luz una propuesta para ampliar las instalaciones. Fue un proceso que tardó 11 años en completarse, sobre todo por trabas burocráticas. Pero esos impedimentos fueron positivos, ya que durante ese tiempo, el mercado inmobiliario español se desarrolló y maduró. A día de hoy, Club La Santa cumple todos los estándares españoles de construcción sostenible y, en el marco técnico, contamos con la mejor tecnología para conseguir nuestra meta de efectividad y ahorro energético a término medio.

Las instalaciones del hotel están diseñadas con un alto contenido de efectividad en sostenibilidad medioambiental y ahorro energético. Trabajamos con energía duradera, que ayuda a optimizar los recursos energéticos y a minimizar el uso de energía fósil con emisiones de CO2, y, por eso mismo, el hotel se puede considerar «verde».

Estas son algunas de las medidas que, junto con los paneles solares en Club La Santa, han contribuido a un CERTIFICADO ENERGÉTICO «A».

A través de bombas de agua geotérmica, es posible utilizar directamente el calor del subsuelo de Lanzarote. Es posibile generar una capacidad calórica de 3275 kWp y/o frío con una capacidad de 2800 KWF. Es la instalación geotérmica más grande de España y de las islas Canarias y, seguramente, la mayor de Europa.

El calor de la energía duradera se usa para calentar las dos piscinas olímpicas, para calentar el nuevo hotel y generar agua caliente en el hotel antiguo. La distribución del frío se usa solo para el aire acondicionado del nuevo hotel.

Calor solar

Club La Santa cuenta con más de 855 m2 (407 colectores solares), situados en el tejado del pabellón, sobre el pabellón de squash y en otros edificios. La energía duradera generada se usa para calentar el agua de las piscinas olímpicas.

Hay que decir que estas piscinas olímpicas se tapan con un cobertor desmontable por la noche y en periodos en los que no están en uso. Esto conlleva una disminución considerable en la pérdida de calor con relación a la evaporación.

Iluminación energéticamente efectiva

Más del 90 % de las nuevas bombillas en Club La Santa son LED. En todas las zonas verdes exteriores, hay instalado un equipo de control de la iluminación que hace que las luces solo estén encendidas en ciertos periodos del día.

Gestión del agua y los residuos

Cada vez que hay que cambiar el agua en las piscinas, esta se guarda y se reutiliza. Después de una precipitación y un filtrado, se usa para el lavado de aseos y urinarios.

Las aguas residuales del hotel se juntan y transportan a un centro público de reciclado, construido hace poco en el pueblo de La Santa. El agua depurada se usa de nuevo en el hotel, donde es almacenada en cisternas y se usa para el riego de las zonas verdes.

Toda la basura del Club La Santa se recicla y separa según sea cristal, plástico, etc. La basura se divide en contenedores diferentes lejos de las áreas comunes (para evitar los olores) y se envían posteriormente al basurero local.

 

SICTED, compromiso de Calidad Turística

Un proyecto de mejora de la calidad de los destinos turísticos promovido por la Secretaría de Estado de Turismo.

Leer Más