Esta página usa cookies para medir la navegación y optimizar el contenido

Los cimientos de Club la Santa se remontan a 1968 cuando la entidad bancaria española “La Caja de ahorros de Canarias” construyó un resort al norte de la isla, cerca del pueblo marinero de La Santa. Un complejo turístico de casi 400 apartamentos fue construido pero no se acabó dado a la crisis petrolífera que se vivía en aquellos años. Durante 10 años el resort fue abandonado y en consecuencia se deterioró.

El propietario de Tjærborg Travel, Ejlif Krogager, también conocido como “El párroco Tjærborg” descubrió el resort y vio una oportunidad única ante él. En una era en la que el turismo Danés consistía principalmente en hamacas y barbacoas, el visualizó un futuro en el que entusiastas del deporte y personas activas pudieran combinar sus pasiones con sus vacaciones bajo el sol.

Luego de algunas breves negociaciones y un cambio de propietario a nombre de Tjæreborg Travel en 1978. En junio de 1983 el resort abrió sus puertas por primera vez como “La Santa Sport”.


Al principio

Iba a tardar un tiempo para que los daneses comenzaran a cambiar sus vacaciones de playa por unas vacaciones más activas, los primeros años fueron difíciles y llevaron a pérdidas en la situación financiera del grupo Tjæreborg. Sin embargo Ejlif Krogager aguantó firmemente con sus creencias y decía; “¡Club la Santa es una mina de oro, sólo es cuestión de tiempo que encontremos ese oro!”

En 1989 Ejlif Krogager vendió todas las participaciones de Tjæreborg Travel en relación a Club la Santa de tal manera que éste quedó en manos de la familia Krogager.

A principios de 1990, Leif Rasmussen fue nombrado director ejecutivo, y después de una reorganización, Club la Santa por fin dio sus primeros beneficios en 1995.

Desafortunadamente Ejlif Krogager falleció en 1992 y nunca logró ver el “oro” encontrado en Club la Santa.


Clientes

Desde 1995, Club la Santa ha dado beneficios año tras año y a día de hoy da la bienvenida a visitantes de todo el mundo. Aproximadamente la mitad de los clientes son daneses, un 30% son británicos, un 10% son alemanes y el restante una mezcla internacional.

El Director ejecutivo Frederick Sohns dice:
“Los visitantes de Club la Santa son una gran mezcla de personas diferentes. Tenemos clientes de todas las edades, desde deportistas estudiantes a deportistas retirados, todos con distintas motivaciones y expectaciones. Hay atletas profesionales, aficionados serios del fitness, familias corrientes y personas solteras. No se sorprenda si en alguno de los restaurantes o bares se encuentre con algún campeón o celebridad. Forman parte del día a día de Club la Santa.”

“Hay un espíritu y ambiente único que envuelve a Club la Santa, no son sólo las instalaciones y las actividades las que hacen que nuestros clientes vuelvan año tras año. Las personas aquí interactúan y socializan con facilidad, se inspiran los unos a los otros, se hacen nuevas amistades y es imposible resistirse a ese sentimiento transmitido, tanto por el personal como por los demás clientes. ¡Una vez hayas descubierto ese sentimiento de bienestar e inspiración que te da alojarte en Club la Santa, sólo pensarás en volver, y por supuesto, los niños también se lo pasan en grande!”

“¡Tenemos una base de clientela muy leal y la mayoría de los clientes se han hospedado en una media de siete veces” eso son estadísticas bastante elevadas, así que algo estaremos haciendo bien!”


Propiedad

Club la Santa es propiedad de una S.A registrada en 1986, que forma parte de la fundación Krogager, que previamente se denominaba “la fundación 29 de Diciembre 1967” en la actualidad dicha fundación está administrada por los descendientes de Ejlif Krogager, con su nieto Rune Knude como representante.